VERDURAS

VERDURAS ASADAS CON AIOLI

A nadie que le guste prender carbón y organizar un asado puede no gustarle esta maravillosa opción de vegetales pero en realidad es más rico de lo que se lee. Dejemos la carne a un lado, invitemos a las verduras como personajes principales de este asado (y nos encanta arrancarlo con un gazpacho) y si sienten que la proteína hace falta, proponemos en su lugar unas buenas lentejas o alubias. Anímense.

Una mesa con aceite de oliva, agua de limón con chía, una buena botella de vino y un platón con aioli abundante que acompañará a cada una de las verduras del asado, en un matrimonio perfecto.

Nos gusta precocinar las verduras no al punto, sino un pasito antes de tal forma que al asarlas no se cocinen,  sino que las llene de aroma a cocción de leña. El aioli, sencillito de licuadora y ligerito de ajo, pero sin mostaza, como nos gusta.

Ingredientes (para 6 personas)

  • 8 betabeles con piel enteros, ligeramente cocidos y cortados en gajos
  • alcachofas partidas por la mitad hervidas previamente casi al punto
  • coliflores crudas desgranadas para obtener “flores” de coliflor
  • Aceite de oliva
  • 2 dientes de ajo pelados
  • Sal gruesa
  • huevo

Preparación

Se prepara y prende el carbón. Se marinan las verduras ligeramente cocidas en aceite de oliva y sal gruesa y se ponen sobre la parrilla de carbón cuidando que se asen por todos lados y volteándolas constantemente.

Al mismo tiempo se prepara el aioli en la licuadora. El huevo, dos dientes de ajo pelados, una pizca de sal, se licúa y aún con la licuadora encendida en velocidad baja se va añadiendo el aceite de oliva hasta que va emulsionando y se va formando un espesor como la mayonesa.

Las verduras bien asadas por todos los lados, se colocan en un platón para la mesa y se acompañan del aioli, del agua de limón con chía y de mucho vino.

CALABACITAS RELLENAS DE ARROZ CON VERDURAS

Ésta es una receta que sorprende a todos por su belleza  y su creatividad. Nos gusta porque nos saca de apuros en un dos por tres. Verás que queda perfecta cuando la hagas y que, además, cenarás rico y sano en familia.  Estas calabacitas, para las que no ser requiere pasar horas en la cocina, es el clásico platillo que se inventó a partir de las pocas y extrañas cosas que hay en un refrigerador semivacío y que el resultado es un platillo delicioso y lindo para la vista.

Con esta receta proponemos una manera original de comer verduras y, si dejas volar tu imaginación, podrás inventar tus propias recetas, quizá con pollo, atún de lata o distintos tipos de queso.

¡Manos a las sartenes!

Ingredientes (para cuatro personas)

  • 4 calabazas redondas
  • 150 gramos de arroz recalentado del refrigerador
  • 1 zanahoria
  • 1/2 taza de chícharos
  • 2 huevos
  • 10 aceitunas negras
  • 2 jitomates
  • 1 pimiento rojo
  • 4 cucharadas de mayonesa
  • Sal
  • Pimienta

Preparación

Corta la parte superior de las calabazas para lograr cazuelitas. Si logras cortarlas en picos lucen más divertidas. Con una cuchara, vacía la pulpa para dejarla hueca.  Hierve el agua y blanquéalas por 3 minutos para sacar, escurrir y dejar enfriar .

¿Que qué es blanquear? Es una técnica de cocción de corta duración en abundante agua hirviendo. Dependiendo de lo que quieres cocinar puedes dejar el ingrediente segundos o minutos. Posteriormente, para detener la cocción, debes sumergir el ingrediente en agua helada.

Una vez blanqueadas las calabacitas, pon el pimiento entero directo al fuego para asarlo hasta que la piel este negra. Retíralo, retira la piel y corta el pimiento en cubitos.

Corta también las zanahorias y hiérvelas junto con los chícharos.

Cuece también el huevo por 6 minutos en agua hirviendo. Una vez pelado, córtalo en rebanadas. Pica también los jitomates y rebana las aceitunas.

En un recipiente mezcla todo con la mayonesa, sal y pimienta y con esta preparación rellena las calabacitas.

Colócalas en una fuente y llévalas al horno para servirlas calientitas. Decora con huevo, jitomate y aceituna.