Torta casera de moca y avellana

Si tú y tu familia se divierten cocinando juntos, seguro que les encantará seguir esta receta para preparar una torta de moca y avellana. Es fácil de hacer y probablemente tengas muchos de los ingredientes en casa. Si no es así, podrás encontrar fácilmente los que te falten en cualquier supermercado o tienda de comestibles.

 

Ingredientes:

1 huevo
1 yema de huevo
2/3 de taza de azúcar en polvo
2 cucharaditas de café expreso instantáneo
1 taza de harina de trigo (tamizada)
1/3 taza de cacao en polvo
1/2 cucharadita de polvo para hornear
1 taza de avellanas tostadas

 

Preparación:

Primero, precalienta el horno a 180º C. Cubre 2 bandejas para hornear con papel de aluminio. En un recipiente grande, bate el huevo entero, la yema de un huevo, el azúcar y el café en polvo con una batidora eléctrica, hasta que la mezcla se vea pálida y espesa.

Agrega la harina tamizada, el cacao y el polvo para hornear. Luego, añade las avellanas. Revuelve para mezclar todos los ingredientes.

Coloca la masa sobre una superficie ligeramente enharinada. Amásala suavemente hasta que quede suave. Divide la masa en dos, formando con esta dos cilindros de 20 cm de largo. Pon la masa en las bandejas preparadas y aplánala con cuidado.

Hornea la masa por unos 30 minutos o hasta que se vea dorada, intercambiando la posición de las bandejas a mitad de la cocción. Enfría la masa en las bandejas durante 15 minutos. Reduce la temperatura del horno a 140º C. Usando un cuchillo de sierra, corta la masa diagonalmente en rodajas de 5mm de espesor, desechando los extremos.

Coloca lar rodajas sobre las bandejas para hornear, formando una sola capa.

Hornea durante 20 a 25 minutos, dando vuelta la masa a mitad de la cocción, hasta que quede seca y crujiente. Deja los trozos en las bandejas por unos 5 minutos y luego ponlos en una rejilla para enfriarlos. Ahora, puedes servir esta torta a tus invitados.

Las avellanas contienen ácido fólico, magnesio, calcio y vitamina E. Además son ricas en fibra, siendo muy útiles para aliviar el estreñimiento. Y, debido a su aporte calórico, son muy buenas para reducir la fatiga y el cansancio.

Su consumo también es recomendado a personas con condiciones cardíacas y problemas de colesterol. En un día particularmente frío, sirve esta rica torta casera de moca y avellana con un café.

Deja un comentario