Receta mexicana : Tostadas de pata

De los antojos más populares y antiguos de México se encuentran las tostadas. Las hay horneadas o fritas, ya sea en aceite o manteca. Y suelen acompañarse de una infinidad de guisos, dentro de las más comunes se encuentran las de res, pollo, marisco y pata. Todas ellas aderezadas con crema y una salsa con su característico picor, proveniente de cada región ¡Rico! ¿No, crees?

Ingredientes (8 personas)

24 tostadas
5 patas de puerco en escabeche
300g de frijoles negros cocidos y molidos
2 jitomates
2 aguacates
Cantidad necesaria de crema agria
Cantidad necesaria de queso fresco
Cantidad necesaria de lechuga
Cantidad necesaria de chiles jalapeños en escabeche
Patas de cerdo en escabeche

5 patas de puerco
2 cebollas
1 cabeza de ajos
Cantidad necesaria de orégano seco
Cantidad necesaria de laurel
Cantidad necesaria de tomillo
Cantidad necesaria de aceite de oliva
Cantidad necesaria de vinagre blanco
Cantidad necesaria de sal
Cantidad necesaria de pimienta entera

Paso a paso

Para poder realizar esta sencilla receta mexicana de tostadas de pata, habría que empezar por conocer todo el proceso de elaboración de la pata de cerdo en escabeche. Así que pon mucha atención y manos a la obra.

Lo primero es limpiar las patas de cerdo y ponerlas a cocer. Para ello pon en una olla las patas y cubre con agua. Enseguida vierte una cebolla (previamente cortada en cuartos), media cabeza de ajos, un poco de sal, pimienta, laurel, tomillo y orégano. Mueve de vez en cuando y espera hasta que queden tiernas. Retira del fuego, deja enfriar y procede a deshuesar para cortar en trozos pequeños (del tamaño de un bocado).

Aparte corta en cuadros pequeños la cebolla y lleva a una sartén con un poco de aceite de oliva. Agrega el restante de los ajos (finamente picados), las hierbas de olor, la pimienta y la sal. Incorpora un poco de vinagre y deja hervir durante 2 minutos. Vierte los trozos de pata y deja hervir de nuevo 5 minutos más. Apaga y deja enfriar.

Ahora si, empecemos a armar la receta mexicana de tostadas de pata. Corta en rebanadas delgadas el jitomate y el aguacate (sin cáscara ni carozo), mientras que la lechuga va en chiffonade (corte fino de hojas grandes). Coloca todos los ingredientes cerca para no perder más tiempo y que la tostada sufra un colapso con tanta humedad.

Así que empieza por poner una capa delgada de frijoles, continúa con la pata, la crema y el queso. Al final decora con el jitomate, el aguacate y la lechuga. Ya solo resta unos chiles en escabeche o para los más aguerridos una salsa bien picosa.

Tips: cuando quede lista la tostada, no esperes mucho para comerla, ya que empieza a reblandecerse y no tendrá ese efecto crujiente que la caracteriza.

¿Se te hizo agua la boca, verdad? Pues ahora que ya conoces todo el procedimiento de esta receta mexicana de tostadas de pata, solo queda darle rienda suelta a la imaginación, ya que este es uno de los rellenos más típicos. Sin embargo, puedes optar por realizar el que más te guste y, con ello, sorprender a los miembros de la familia.

Publicidad
bnn_fotolibrestudio
dulceplacer-bnn-box