Italia: Una bola de helado de 25 euros y una multa de 2.000 en un local de Florencia

Un turista taiwanés es obligado a pagar una cifra astronómica y su denuncia a las autoridades acaba en una sanción para los responsables del establecimiento que le timaron

 

Un turista de Taiwán pagó 25 euros por un helado en la ciudad de Florencia, según informan los medios locales que aseguran que los propietarios del local se excusaron en este desorbitado precio en la “alta calidad” del producto. El restaurante ha sido multado con 2.000 euros por los Carabineri, tras la correspondiente denuncia, por las consecuencias de un coste abusivo. La penalización se debió a que los dueños habían ocultado el listado detrás del mostrador y, con ello, engañaron al consumidor. Esta práctica, según explicó el oficial de policía Elio Covino al diario La Repubblica, “es muy común y crea una mala impresión en todo el mundo, dado que los turistas son las principales víctimas”.

El turista acudió al local y pagó un total de 25 euros por un helado de una sola bola pero después advirtió a su guía italiano que había pagado ese astronómico precio por un simple helado, que además era el más pequeño de los que vendía el establecimiento. El guía quiso mirar los precios, pero el bar no los tenía a la vista del público. Recurrió a la policía municipal, que se presentó en el local, descubriendo que el cartel de precios estaba escondido detrás de la barra, aunque es obligatorio tenerlo bien visible para el público. El bar fue sancionado con una multa de 2.000 euros.

Florencia no es la única ciudad italiana famosa por sus abusos económicos a los turistas. Venecia también se distingue por dar los mayores sablazos. En agosto de este mismo año un cliente mostró en Internet su factura de pago de 43 euros por dos cafés y dos botellas pequeñas de agua. La consumición se realizó en el Caffe Lavena, un local ubicado en plena plaza de San Marcos. En enero de 2017, otro restaurante de Venecia cobró a los turistas 1.143 euros por cuatro filetes y un plato de pescado. El restaurante la Osteria de Luca a dos pasos de la plaza de San Marcos, en el corazón de Venecia, recibió una multa de 14.000 euros.

Pero este no es el único helado que se ha pagado en Italia a precio de oro. En 2013, una familia británica denunció también el pago de 54 libras (64 euros) por cuatro helados en una heladería cercana a las escaleras de Plaza España en Roma. El alcalde de la ciudad les pidió en aquel entonces disculpas y les ofreció un tour gratis por la ciudad.

 

Publicidad