¿Cómo hacer un Caldo Gallego?

Nada mejor para entrar en calor que una rica, deliciosa y reconfortante sopa. ¿Y si ésta nos invita a viajar a otros continentes a través se su sabor? Entonces prueba este plato típico de la gastronomía española: Caldo Gallego, una receta estrella de la cocina gallega, fácil y rápida de preparar, con una cocción lenta y un resultado increíble. ¡Toma nota!

Ingredientes (4 porciones)

½ kilo de papas
2 chorizos
50 gramos de tocino (también puede ser grasa de cerdo)
150 gramos de habas
2 zanahorias
Un atado de nabos
Un trozo de jamón curado
Un hueso grande de cerdo
Aceite de oliva
Sal
Pimentón en polvo

Preparación

Te invitamos a preparar Caldo Gallego, un plato sencillo pero sabroso y reconfortante, pon atención a la receta y obtendrás un resultado increíble.

El primer paso para preparar Caldo Gallego es reunir todos ingredientes que necesitas, si ya los tienes vamos a cocinar: lo primero que debes hacer es remojar las habas y el jamón curado (por separado) toda la noche.

En una olla debes verter dos litros de agua, agrega un poco de sal, las habas remojadas, el hueso de cerdo y el jamón curado, cocina a fuego medio por una hora y media o hasta que las habas estén cocidas (al dente no se deben romper). Mientras tanto pelamos las papas y las partimos en cubos, agrégalas al caldo junto con los chorizos y la zanahoria pelada y partida por la mitad a lo largo, y sigue la cocción a fuego medio.

El segundo paso para preparar Caldo Gallego es el sofrito. En un sartén con dos cucharadas de aceite de oliva caliente agregamos el tocino picado o la grasa de cerdo, mezclar suavemente hasta que se haya derretido, en este momento incorporamos una cucharada de pimentón en polvo, volvemos a revolver y cuando esté homogenizado lo añadimos a la olla con el caldo. Debes lavar las hojas de nabo, picarlas finamente y agregarlas al caldo. Si quieres puedes agregar todo el nabo picado. Si no encuentras nabos, los puedes cambiar por acelga, espinaca o alguna verdura que te guste. Revuelve, rectifica la sazón y sigue la cocción, cuando la verdura esté cocida, apaga, deja reposar por unos minutos y sirve.

Publicidad