Chili de pavo con frijoles rojos

Si no conoces muchas formas de preparar las legumbres, sigue esta receta y prepara chili de pavo con frijoles rojos. Esta es una comida abundante, con mucha proteína y fibra que puedes disfrutar en familia.

Una buena idea es usar el doble de los ingredientes que te recomendamos a continuación para congelar algunas porciones de este plato y calentarlas cuando dispongas de poco tiempo para cocinar.

Ingredientes:

1 cebolla (cortada en cubos)
1 pimiento rojo (cortado en cubos)
1 chile poblano (cortado en cubos)
1 pimiento jalapeño (cortado en cubos)
2 cucharadas de aceite de oliva
340 gr de carne de pavo molida
1 cucharada de comino molido
2 cucharaditas de cilantro molido
2 cucharadas de chile en polvo
2 latas de frijoles de riñón (lavados y escurridos)
2 latas de puré de tomates pelados
1 cerveza (en lata o en botella)
2 tazas de agua
Jugo de 1 limón
2 cucharadas de cilantro fresco picado
Sal y pimienta negra recién molida

Preparación:

En una olla grande, calienta el aceite de oliva a fuego medio-alto. Agrega la cebolla, el pimiento rojo, el chile poblano y el pimiento jalapeño, y sazone generosamente con sal y pimienta negra recién molida. Cocina por unos 4 minutos, revolviendo de vez en cuando.

Agrega la carne de pavo molida, el comino, el cilantro y el chile en polvo a la olla. Sazona el pavo generosamente con sal. Cocina por 4 a 6 minutos, revolviendo con una cuchara, hasta que la carne tome un color marrón.

Añade los frijoles, el puré de tomates, la cerveza y el agua, y cocina hasta que hierva.

Baja la temperatura de cocción a fuego lento y sigue cocinando por otros 30 o 40 minutos, revolviendo ocasionalmente, hasta que el pavo esté tierno. Entonces, retira del fuego.

Agrega el jugo de limón y el cilantro fresco, y sirve.

La carne de pavo es un ingrediente saludable en las comidas. Esta contiene muy poca grasa, no tiene colesterol, es muy nutritiva y tiene un agradable sabor.

Es una carne rica en vitaminas del complejo B (como la B1, B3, B5, B6, biotina y B12), ácido fólico y minerales (como fósforo, potasio, magnesio, hierro y zinc).

Al comprar carne de pavo, solo debes cuidar que esta tenga la piel suave y de color blanco, sin manchas rojizas, y que tenga una textura firme y no pegajosa.

Deja un comentario